Consejos y cuidados para los labios contra el frío y el invierno

consejos y tips contra la queilitis y los labios secos en invierno y con frío

Los labios son una zona del rostro especialmente vulnerable ya que no están recubiertos de piel, sino de una mucosa frágil que no tiene los mismos mecanismos de defensa que el resto de la epidermis, como las glándulas hidratantes. Eso provoca que se descamen y agrieten con facilidad, debido a diversas causas:

 

Las condiciones climáticas, el responsable número uno

El frío favorece el resecamiento y la descamación causantes de grietas que generan un proceso inflamatorio denominado queilitis.

 

¿Qué es la queilitis?

El término queilitis es el más común para designar los estados inflamatorios de la submucosa labial o comisuras labiales en forma de boqueras. La queilitis puede evolucionar en pacientes dentados y desdentados, en los que la disminución de la altura facial oclusiva favorece el contacto continuo con la saliva, que pudiera deberse a que la reducción de la altura y el ajuste de los labios entre sí, y parte de la piel próxima a las comisuras, forman un pliegue que se mantiene húmedo por la saliva, se macera y se infecta.

 

¿Qué produce la queilitis?

Las queilitis pueden ser producidas por:

 

Factores generales:

  • Trastornos nutricionales.
  • Alteraciones endocrinas (diabetes)
  • Anemias.
  • Carencias Vitamínicas.
  • Defectos de inmunidad.
  • Tratamientos Citotóxicos
  • Etílicos cirróticos.
  • Infancia, vejez.

 

Factores Locales:

  • Disminución de las dimensiones verticales oclusivas en pacientes dentados y en desdentados totales o parciales, rehabilitadas o no.
  • Irritantes (sustancias químicas).
  • Hábitos o traumatismos provocados por el mordisqueo de las comisuras provocando irritación crónica.

 

Otras causas de resecamiento y descamación de labios

Pero no solo las condiciones climáticas influyen en la salud y el aspecto de los labios, vemos otras razones y factores que tienen peso en los procesos de resecamiento y descamación de labios:

  1. Farmacológicas: algunos medicamentos los irritan.
  2. Alérgicas: se dan especialmente en los niños, al producirse eczemas o las típicas boqueras, inflamaciones de los ángulos labiales.
  3. Solares: conocida como queilitis abrasiva, se presenta generalmente en el labio inferior, debido a que los rayos solares modifican en forma crónica la estructura de la epidermis.
  4. Odontológicas: se relacionan con el cambio de muelas o la colocación de un puente. La oclusión o forma de cerrar la boca incide en la resequedad.
  5. Tics: Humedecer los labios con la lengua o pellizcarlos con los dedos genera descamación e incluso puede llegar a inflamarlos.

 

Cómo cuidar tus labios en invierno

  1. Mantener una correcta rutina de hidratación de tus labios: Si mantienes una buena rutina de hidratación de labios todo el año, seguramente no necesitarás usar el bálsamo más de dos veces al día, en la mañana y en la noche.
  2. Usar un bálsamo labial con protección solar: Asegurarnos de proteger los labios de los rayos del sol y sus consecuencias negativas en tu piel.
  3. Beber mucha agua para mantenernos hidratados.
  4. Protege tus labios antes de salir: Ponte un poco de protector labial y trata de taparlos con tu bufanda o pañuelo antes de salir, para que se vayan acostumbrando poco a poco al frío y tus labios se puedan adaptar mucho mejor.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *