25 Mar, 2014

Estética dental y las tendencias actuales

ESTÉTICA DENTAL

En el campo de la estética dental, ha habido en los últimos años, muchos avances en cuanto a los materiales y ajustes se refiere. Originariamente se utilizaba la prótesis fija con núcleo de metal indistintamente para sectores posteriores y anteriores. Por ello, y debido al paso del tiempo, los desajustes derivados de la retracción gingival, se hacían visibles dejando un margen metálico muy poco estético entre la encía y la propia restauración protésica.

A pesar de que a principios del siglo XX ya se realizaban coronas (jackets) de porcelana, el gran desarrollo de las restauraciones completamente cerámicas, se ha producido en las últimas dos décadas debido a la gran profusión de innovaciones tecnológicas y materiales. Por eso, en la actualidad, hay diversos tipos de materiales bioceramicos destinados a la fabricación de prótesis fija, que hoy en día no solo se usa para confeccionar restauraciones unitarias del sector anterior, como clásicamente se indicaba, sino que también se aplica a los sectores posteriores y a la elaboración de puentes.

Se consideran materiales cerámicos aquellos productos de naturaleza inorgánica, formados mayoritariamente por elementos no metálicos, que se obtienen por la acción del calor y cuya estructura final es parcial o totalmente cristalina. La gran mayoría de las cerámicas dentales, salvo excepciones, tienen una estructura mixta, es decir, son materiales compuestos formados por una matriz vítrea (cuyos átomos están desordenados) en la que se encuentran inmersas partículas más o menos grandes de minerales cristalizados (cuyos átomos sí que están dispuestos uniformemente). Es importante señalar, que la fase vítrea es la responsable de la estética de la porcelana, mientras que la fase cristalina es la responsable de la resistencia. Por lo tanto, la microestructura de la cerámica tiene una gran importancia clínica, ya que el comportamiento estético y mecánico de un sistema, depende directamente de su composición. Químicamente, las porcelanas dentales se pueden agrupar en tres grandes familias: feldespáticas, aluminosas y circoniosas.

Cerámicas feldespáticas: Las primeras porcelanas de uso dental tenían la misma composición que las porcelanas utilizadas en la elaboración de piezas artísticas. Contenían exclusivamente los tres elementos básicos de la cerámica: feldespato, cuarzo y caolín. Con el paso del tiempo, la composición ha ido variando hasta convertirse en las cerámicas feldespáticas actuales. Por la demanda de una mayor estética y la necesidad de una mayor tenacidad para la fabricación de prótesis únicamente cerámicas, surgieron las feldespáticas de alta resistencia.

Cerámicas aluminosas: en 1965, McLean y Hughes abrieron una nueva vía de investigación en el mundo de las cerámicas sin metal. Estos autores incorporaron a la porcelana feldespática cantidades importantes de óxido de aluminio, reduciendo la proporción de cuarzo. El resultado fue un material con mejores propiedades mecánicas. Sin embargo, pronto observaron que este incremento de óxido de aluminio provocaba en la porcelana una reducción importante de la translucidez, que obligaba a realizar tallados agresivos para alcanzar una buena estética. Cuando la proporción de alúmina supera el 50%, se produce un aumento significativo de la opacidad. Por este motivo, en la actualidad, las cerámicas de alto contenido en óxido de aluminio se reservan únicamente para la confección de estructuras internas, siendo necesario recubrirlas con porcelanas de menor cantidad de alúmina para lograr un buen mimetismo con el diente natural.

Cerámicas circoniosas: estas cerámicas de última generación están compuestas por óxido de circonio altamente sinterizado (95%), estabilizado parcialmente con óxido de itrio (5%). El óxido de circonio (ZrO2) también se conoce químicamente con el nombre de circonia o circona. La principal característica de este material es su elevada tenacidad debido a que su microestructura es totalmente cristalina y además posee un mecanismo de refuerzo denominado «transformación resistente». Esta propiedad le confiere a estas cerámicas una resistencia a la flexión entre 100 y 150 MPa, superando con una amplio margen al resto de porcelana hasta el momento.

 

Las cerámicas más novedosas en la actualidad, son aquellas confeccionadas con DISILICATO DE LITIO. La cerámica y vidrio con disilicato de litio (LS2) está especialmente indicada para la fabricación de restauraciones de dientes únicos monolítica y puentes. Esta innovadora cerámica, proporciona resultados altamente estéticos, y al compararla con otras cerámicas y vidrio, demuestra una fortaleza que es entre 2,5 o 3 veces superior.

El material se emplea en el laboratorio dental en combinación con la tecnología CAD/CAM o de presión. Dada la elevada resistencia de 360-400 MPa, las restauraciones ofrecen opciones de cementación flexibles. En función de la situación del paciente, las restauraciones también pueden cubrirse con carillas de forma elevadamente estética, o si se fabrican como restauraciones, maquilladas y más bonitas.

Incluso aunque las preparaciones muestran una tonalidad oscura (p. ej. como resultado de la decoloración de los implantes de titanio), se podrán fabricar todas las restauraciones cerámicas sin metal. Informe al laboratorio sobre la tonalidad del muñón, y los protésicos dentales seleccionarán a continuación el material de disilicato de litio en la opacidad requerida, con el fin de rediseñar la apariencia estética verdaderamente natural.

Indicaciones

  • Carillas finas (0,3 mm)
  • Inlays y onlays mínimamente invasivos
  • Coronas y coronas parciales
  • Superestructuras de implante
  • Puentes premolares / 3 unidades anteriores
  • Puentes de 3 unidades

Los puntos destacados

  • Tonalidad natural para soluciones altamente estéticas
  • Restauraciones duraderas gracias a su elevada resistencia
  • Preparación mínimamente invasiva para el tratamiento que es suave con la estructura del diente
  • Uso versátil y gama exhaustiva de indicaciones
  • Estética natural, con independencia de la tonalidad de la preparación
  • Adhesivo, autoadhesivo o cementación convencional dependiendo de la indicación

 

2 Comentarios:

  • Ramon mayo 09, 2014

    Muy buen articulo de estética dental, recomendado.

    Reply

    • Dr. Gonzalo Navarro Boto mayo 28, 2014

      Muchas Gracias Ramón. Nos encanta que participeís. Un saludo y ya sabes dónde estamos para lo que necesites. Dental navarro Madrid Centro.

      Reply

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *