23 Jun, 2020

Rechazo o fracaso de implantes dentales ¿Por qué? ¿Qué motivos lo provocan?

motivos y casos donde un implante dental puede fracasar o ser rechazado

¿Te vas a colocar implantes dentales y tienes miedo de que tu boca los rechace y fracasen? ¿Conoces algún caso en que haya ocurrido?

En este blog hablaremos sobre las verdaderas causas que pudieran provocar un fracaso del implante.

Primeramente vamos a enfocarnos en que es el rechazo de implantes dentales en medicina, o lo que es lo mismo ¿qué significa que tu organismo rechace un implante dental?

¿Qué ocurre cuando rechazamos un implante dental?

            El sistema inmune de nuestro organismo es el responsable de la defensa de nuestro cuerpo de lo patógenos o de agentes externos. Por lo cual existen los rechazos que se puedan provocar durante un transplante de órganos debido a la diferencia entre el donante y el donador.

            Con el implante dental esto no puede ocurrir ya que está conformado por titanio que es un elemento con carga eléctrica neutra, por lo que el sistema inmune no lo reconoce como detonante. Precisamente por estas propiedades es que se utiliza para disímiles tipos de injertos en la medicina, como de cadera, placas craneales e implantes dentales.

            Por lo que el término acertado para denominar la pérdida de un implante sería fracaso y no rechazo.

            Partiendo de este punto es que vamos a comenzar a enumerar y explicar cuales son los elementos que pueden condicionar un fracaso de un tratamiento con implantes dentales.

Motivos de fracaso de un implante dental

  • El tabaquismo.
  • Los medicamentos.
  • Pacientes inmunodeprimidos.
  • Sobrecarga.
  • Infecciones.

TABAQUISMO

El tabaco es una de los principales factores que atenta sobre el implante dental, específicamente durante la fase quirúrgica, debido a la restricción de oxígeno que provoca la nicotina existe un mayor riesgo de necrosis por hipoxia de los tejidos, así como que se verá afectada la cicatrización de la zona quirúrgica intervenida.

MEDICAMENTOS

Algunos medicamentos pueden influir negativamente sobre el resultado de la cirugía de implantes. Un ejemplo claro pueden ser los bifosfonatos que provocan un fallo en la respuesta reparativa del hueso, lo que supondrá una fallida regeneración y la aparición de la conocida osteonecrosis de los maxilares, una de las complicaciones mas graves que se pueden presentar en el campo implantológico.

PACIENTES INMUNODEPRIMIDOS

Una insuficiente respuesta inmunitaria, así como un disminuido sistema circulatorio periférico actúa negativamente sobre la regeneración de los tejidos así como una respuesta deficiente a la aparición de infecciones.

            Estos son los elementos más comunes que se deben tener en cuenta a la hora de valorar realizar cualquier tipo de tratamiento quirúrgico como la colocación de un implante dental. Es por eso que en Clínica Dental Navarro contamos con el mejor equipo de profesionales en la rama, para garantizarle atenciones de excelencia, desde la más detallada planearon hasta el más precisa cirugía , rehabilitación y seguimiento.

SOBRECARGA

            Es causada cuando al implante no se le ha dejado cicatrizar el tiempo necesario para que se una perfectamente al hueso. Este proceso llamado osteointegración tarda aproximadamente tres meses y es esencial para garantizar que el implante tiene la estabilidad definitiva necesaria antes de comenzar con su rehabilitación.

            Es un proceso muy parecido a cuando ocurre una fractura ósea en que se deben unir e inmovilizar ambas partes un tiempo prudencial para garantizar que se fusionen completamente.

            Hay ocasiones en que se puede llevar a cabo una carga inmediata (colocación de la corona en el mismo momento que el implante) pero esto está condicionado por una serie de elementos muy específicos. En el caso en que se llevara a cabo, la corona debe confeccionarse de forma tal de que no contacte en lo absoluto con los demás dientes y de esta forma el implante pueda osteointegrarse correctamente.

INFECCIÓN

            Esta resulta la principal causa por la que puede existir un fracaso del implante. La misma puede aparecer de forma inmediata al acto quirúrgico fundamentalmente por algún tipo de compromiso inmunitario del paciente.

            El implante dental se encuentra precisamente en una de las zonas con mayor colonización bacteriana de todo el cuerpo humano. Resulta primordial atender una serie de pautas para evitar una posible infección de los tejidos de soporte y peligro de fracaso del mismo. Pacientes diabéticos, fumadores o que presenten cualquier tipo de limitantes en la regeneración de los tejidos son propensos a presentar alguna complicación de esta índole.

            Es por esto que resulta esencial una preparación previa y estudio detallado del paciente antes una intervención quirúrgica. Cuando esté presente alguna patología de este tipo se recomienda análisis sanguíneo para determinar los niveles adecuados de glicemia, colesterol, triglicéridos, linfocitos… etc así como una interconsulta con su médico de cabecera en caso de que resulte necesario pausar algún tratamiento que esté llevando a cabo.

            La infecciones tardías son las más frecuentes pero al mismo tiempo son las que mayor índice de control y prevención presentan siempre que se lleve a cabo un protocolo de higiene y chequeo periódico por parte del paciente.

            La enfermedad más característica de este proceso es la periimpletantitis, que consiste en una reabsorción del hueso alrededor del implante por la penetración de microorganismos patógenos en el mismo.

            También una enfermedad periodontal no tratada en los dientes contiguos puede provocar un compromiso del implante colocado

            Un implante llevado a cabo con un correcto diagnóstico, planeamiento, ejecución y rehabilitación es la parte que le corresponde al dentista para garantizar un éxito total. Una meticulosa higiene y una programación de visitas de chequeo periódico cada seis meses aproximadamente es la responsabilidad del paciente para que dure décadas. Logrando esta dualidad no existirá ninguna razón para que los implantes puedan fracasar.

¡Valora nuestro esfuerzo y danos 5 estrellas para seguir trabajando!

Redactar esta información conlleva un gran trabajo que merece ser recompensado, es solo un click

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación media: 5,00 de 5)

Cargando…

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *