25 Sep, 2019

Mucositis periimplantaria y periimplantitis ¿Qué son?

periimplantitis y mucositis periimplantar que son

El implante dental es una pequeña pieza, generalmente de titanio que se coloca mediante una intervención quirúrgica sustituyendo de manera artificial la raíz natural del diente. Siendo necesarios en algunos casos el paso por cirugías previas como injertos de hueso, elevación de seno o regeneraciones.

El fracaso de un implante se pueden dividir según el momento en el que aparecen en dos fases, una temprana antes de cargar el implante y relacionada con la falta de contacto hueso-implante, la cual afectará el proceso de la osteointegración, o una fase tardía, una vez el implante está osteointegrado. De acuerdo a su naturaleza también se pueden dividir en biológicas, perjudicando a los tejidos alrededor del implante o mecánicas relacionadas directamente con el implante

Entre las complicaciones tardías biológicas que pueden aparecer una vez instalada la prótesis, encontramos las enfermedades periimplantarias las cuales son patologías inflamatorias de naturaleza infecciosa que se producen en los tejidos que rodean el implante. Agrupando dos enfermedades diferentes: la mucositis periimplantaria y la periimplantitis.

 

Primera etapa: mucositis periimplantaria

En la primera etapa inflamatoria, nos encontramos con la mucositis periimplantaria, donde se aprecia el enrojecimiento e inflamación de los tejidos que rodean el implante, pero no existe afectación del hueso o tejido de soporte. Podemos compararla con el caso de la gingivitis, ya que si se trata a tiempo es reversible, una vez que se elimina la placa y la inflamación desaparece.

 

Etapa avanzada: periimplantitis

La periimplantitis, es la etapa más avanzada que se caracteriza por la inflamación de los tejidos y la pérdida ósea progresiva alrededor del implante; pudiendo llegar incluso a perderlo.

Hasta que no se pierde por completo la osteointegración, los implantes con esta afección pueden permanecer estables durante mucho tiempo independientemente de la severidad de la inflamación del sangrado y de la profundidad del sondaje. Por esto no se puede considerar que la aparición de periimplantitis signifique el fracaso del implante, ya que es cuando se pierde de manera total la osteointegración, por no controlar el proceso de inflamación cuando hablamos de fracaso.

 

Las condiciones antes de colocar el implantes son clave

Es sumamente importante hacer especial hincapié en establecer una salud periodontal en condiciones antes de colocar los implantes en pacientes parcialmente desdentados, así como la implementación de programas de mantenimiento.

Las afecciones periodontales en dientes naturales y las enfermedades periimplantarias en implantes, tienen como factor etiológico común la presencia de placa. La encía alrededor de los dientes y la mucosa periimplantaria responden con inflamación ante la formación del biofilm oral.

Se conoce como mucosa periimplantaria sana, aquella que no presenta eritema, hinchazón, sangrado al sondaje o supuración. Cuando la inflamación se encuentra en su etapa inicial, es conocida como gingivitis en dientes y como mucositis en implantes. Cuando esta enfermedad no es tratada y sigue avanzando, puede llegar a existir pérdida ósea, denominada esta etapa de la enfermedad como periodontitis en dientes y periimplantitis cuando es alrededor del implante.

 

Otros factores de riesgo

Se han estudiado posibles factores de riesgo relacionados con las características del paciente, del implante y la prótesis que puedan incrementar las posibilidades de padecer dichas afecciones. Entre las relacionadas con el paciente podemos encontrar la mala higiene oral, hábitos como el tabaco o el consumo de alcohol, enfermedades sistémicas como la diabetes, una historia previa de periodontitis, etc. Entre los relacionados con el implante destacamos su superficie, y en cuanto a la prótesis la oclusión.

La deficiente higiene oral y el uso del tabaco son unas de las causas más relevantes con evidencia demostrada; siendo la prevención entre otras cosas la base fundamental para lograr el éxito o fracaso de un implante dental. De allí la importancia de los controles periódicos después de su colocación.

 

 

¡Valora nuestro esfuerzo y danos 5 estrellas para seguir trabajando!

Redactar esta información conlleva un gran trabajo que merece ser recompensado, es solo un click

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación media: 5,00 de 5)

Cargando…

 

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *