18 Oct, 2016

Nueva estrategia para mejorar la salud bucal y la higiene dental

grabaciones para mejorar la técnica de cepillado dental

En la sociedad contemporánea, el mundo digital de la tecnología pliega las distancias. La combinación de la tecnología de consumo y las denominadas de las redes sociales (Facebook, twitter, Instagram, etc.) ha impulsado el uso indiscriminado de la fotografía digital y sobre todo, una constante adicción a publicar la imagen propia, los denominados “Selfies”. Esta costumbre, muy arraigada entre la juventud actual, roza en un buen numero de casos, el narcisismo.

 

Aprovechando las nuevas tecnologías para mejorar la salud dental

Un reciente estudio (enlace al estudio) desarrollado por la Universidad “Case Western Reserve”, Ohio (EE.UU.) ha puesto de manifiesto que se puede sacar provecho en el campo de la salud dental de estos hábitos adquiridos. Para ello, llevaron a cabo un “test piloto” en el que propusieron el empleo de “Selfies” y autograbaciones en video como método de análisis “a posteriori” del procedimiento y resultado de la higiene bucal.

Los investigadores observaron, que según los sujetos revisaban sus grabaciones una vez completado el cepillado, experimentaban una mejora sustancial en la precisión de los movimientos del cepillo, un aumento en el número de golpes y una mejora de alrededor de un 15% en la destreza y eficiencia del cepillado de dientes.

Uno de los autores de este estudio, el Profesor Lance T. Vernon sostiene que “el cepillado se aprende y se practica sin la supervisión adecuada, es por ello que cambiar estos hábitos arraigados lleva tiempo y necesita de orientación porque éstas, son costumbres ligadas a la memoria muscular”.

 

La evolución de nuestra salud dental, “selfie a selfie”

Vernon afirma que dado que tanto las fotos como los videos se usan en el ámbito de la salud de modo diagnostico para evaluar y determinar la progresión de las enfermedades y efectos del tratamiento, su empleo en el campo de la salud dental supone una evolución lógica de la método diagnóstico y de la relación con el paciente. Esta forma de recolección de datos es denominada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “mhealth” o “mobile health” y la define como “la práctica de la medicina y la salud pública a través de dispositivos móviles, como teléfonos móviles, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes personales digitales y otros dispositivos inalámbricos “.

Esto unido a otro estudio (ver estudio) llevado a cabo por la consultora de temas sanitarios “Mckinsey Consumer Healt Insight”, según el cual casi dos tercios de los encuestados afirman descargar frecuentemente “apps” o acceder a foros y blogs para consultar temas de salud propia o de sus familiares, abre la puerta a la viabilidad de una familia de aplicaciones móviles orientadas a la salud y educación en higiene bucal.

Todo lo expuesto, con el impulso adecuado, podría conducirnos a los albores de una revolución digital en la higiene bucodental. Esta nueva era sin duda facilitará el desarrollo de buenos hábitos y auxiliará a los profesionales dentales y pacientes a centrarse en la prevención.

 

¡Valora nuestro esfuerzo y danos 5 estrellas para seguir trabajando!

Redactar esta información conlleva un gran trabajo que merece ser recompensado, es solo un click

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, puntuación media: 4,00 de 5)

Cargando…

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *