02 Ene, 2018

Los problemas de no tener un cepillado dental frecuente

problemas de un cepillado dental poco frecuente

Ya todos sabemos la importancia del cepillado dental, como mínimo dos veces al día.

Pero ¿qué pasa cuando te gana el cansancio después de un largo día y sólo lo haces una vez?

La placa y las bacterias se acumulan en la boca y provocan mal aliento, caries y enfermedad de las encías, en este caso el mal aliento es lo de menos, el daño real es causado por caries no tratadas y sarro acumulado.

Las bacterias que no eliminamos con los cepillados, se alimentan de la comida que se deja en los dientes o entre ellos y se multiplican.

 

Problemas de placa y sarro por no cepillar los dientes

Cuando tomas alimentos o bebidas con azúcar, estos dejan una película pegajosa de bacterias, llamada placa, que no es lo mismo que sarro.

Mucha gente piensa que placa y sarro es lo mismo, pero para que lleguemos a tener sarro, primero habremos pasado por la placa. Que como ya dijimos antes es un residuo pegajoso y transparente que se forma constantemente en nuestra boca por la mezcla de saliva, comida y azúcar. A través del cepillo eliminamos este residuo, aunque nunca completamente, por eso también la importancia de hacerse una higiene cada seis meses.

Si tenemos un cepillado pobre en calidad y en número de veces al día,  esta placa se irá endureciendo, a veces en unos sitios más que en otros, lo que producirá el sarro. El sarro es una placa dura que ya no podrá removerse con el cepillado, en estos casos sólo el dentista podrá quitar toda esa suciedad y dejar tu boca limpia nuevamente.

Uno de los problemas con el sarro no tratado es que al no dejar realizar un correcto cepillado hace que las bacterias prosperen y crean ácidos que atacan el esmalte dental y, finalmente, el esmalte se rompe causando un pequeño orificio en el diente, que es lo que conocemos como caries.

 

Una mala higiene dental también afecta a las encías

Además de caries, cepillarse los dientes una vez al día puede llevar a otras enfermedades más graves, la mayoría derivadas del sarro, incluida la gingivitis, la forma más leve de enfermedad periodontal. Esta provoca que sus encías se enrojezcan y se inflamen y causen sangrado al cepillarse.

Así que si te vuelves perezoso con tu cuidado de salud bucal, te cepillas los dientes una vez al día y cancelas tus citas con el dentista, estarás creando las condiciones necesarias para todas estas enfermedades ya mencionadas. Llegando a tener una  transformará en periodontitis generalizada. El sarro puede extenderse por debajo de las encías e irritarlas, lo que conduce a una respuesta inflamatoria crónica, que con el paso del tiempo llevará a los dientes y las encías a pérdida de hueso y tejido. Como resultado, se forman bolsas entre los dientes y las encías y se infectan.

A medida que progresa la periodontitis, las bolsas se vuelven más profundas y se produce más tejido de las encías y la pérdida ósea y, en algunos casos, los resultados de pérdida de dientes.

Si este es tu caso te recomendados un cambio en tu rutina dental diaria para prevenir problemas mayores, si ya notas algunos síntomas ven a visitarnos para tratarlo a tiempo y evitar tratamientos más invasivos y costosos.

¡Empieza el año  con una boca sana y limpia!

¡Dale prioridad a tu sonrisa que es la principal característica de la belleza!

 

¡Valora nuestro esfuerzo y danos 5 estrellas para seguir trabajando!

Redactar esta información conlleva un gran trabajo que merece ser recompensado, es solo un click

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación media: 5,00 de 5)

Cargando…

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *