¿Cómo afecta a nuestra salud dental morder nuestras uñas?

causas y soluciones de morderse las uñas

Seguro que lo has hecho alguna vez, tal vez cuando tu equipo favorito jugaba un partido importante, o cuando faltan minutos para unos exámenes definitivos, o simplemente, entra dentro de tus manías diarias… Hablamos de morderse las uñas, algo tan inocente como perjudicial para nuestra salud ¿Quieres conocer “por qué”?

 

Perjuicios principales de morderse las uñas para la salud dental

Los principales dentistas coinciden en que la odontología conservadora y todo aquello que podemos hacer día a día por nuestros dientes es lo más importante a la hora de poder mantener una correcta salud dental.

Son muchos lo pequeños detalles que debemos de seguir para evitar tratamientos dentales más agresivos, entre los cuales podemos encontrar algo tan “absurdo” como el dejar de mordernos las uñas.

No hace falta ser un genio para intuir la cantidad de bacterias que pueden acumularse entre nuestras uñas y nuestros dedos, bacterias que pueden instaurarse en nuestra boca si nos mordemos las uñas. Hay que decir al respecto que las bacterias son una fuente de enfermedades dentales muy extensa.

Pero no todo son bacterias en las consecuencias negativas de morderse las uñas, las fuertes presiones realizadas por la dentadura y encía para conseguir destrozar la uña pueden producir daños a largo plazo en éstas, ya que la fatiga que soportan es muy grande y pueden producir roturas y desplazamientos.

Además, los pequeños trozos de uña, pueden introducirse entre nuestros dientes para terminar depositándose en la encía, lo cual puede acabar produciendo problemas periodontales en la encía o en los implantes dentales, en caso de usarlos.

 

¿Por qué nos mordemos las uñas?

Ahora que conocemos lo perjudicial que puede ser morderse las uñas, tal vez quieras evitar hacerlo y para ello los mejor es conocer antes el “por que” de mordernos las uñas.

El principal motivo es el estado de nerviosismo y la auto-calma que producimos mordiéndonos las uñas, ya que de algún modo distraemos nuestro estado nervioso y nos mantenemos activos en algo diferente a lo que produce nuestros nervios.

En realidad esto es más bien algo psicológico, una manía casi involuntaria que tal vez podamos frenar mediante la conciencia durante un corto periodo de tiempo, pero que volverá a florecer con el tiempo.

 

¿Cómo poner solución a morderse las uñas?

Algunos consejos que podemos dar para evitar este tipo de acciones involuntarias son el continuo cortado de uñas mediante cortaúñas, teniéndolo siempre a mano, de forma que nos acordemos siempre de mantener nuestras uñas lo más cortas posibles. Una buena idea es ponernos una alarma periódica en el móvil que nos recuerde que nos tenemos que cortar las uñas.

Otro método puede ser impregnar la uña con algún esmalte incoloro y que tenga mal sabor, de forma que cuando nos mordamos las uñas, nuestro cerebro asocie el morder la uña con un mal gusto o mal sabor. Tal vez con el tiempo dejemos de realizar esta acción involuntaria.

También es recomendable confesar a nuestro dentista de confianza este tipo de manías para que pueda evaluar con mayor precisión los daños provocados por ésta y pueda poner a nuestra disposición su experiencia y las nuevas técnicas existentes en esta materia.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *