Opinión de Sonia Cuesta Garrido sobre la Clínica Dental Navarro

Hola soy Sonia Cuesta y quiero contaros mi experiencia con la Clínica dental Navarro. Hace tres años acudí a la clínica porque tenía dos dientes de leche que no se me habían caído. Estéticamente eran más pequeños que los demás y tenían un aspecto feísimo. Por culpa de este tema me daba vergüenza sonreír y me costaba mucho relacionarme con naturalidad así que tome la decisión de acudir a una Clínica Dental para ponerle solución. Conocía a varias personas que habían sido pacientes del Doctor Navarro y me hablaron muy bien de él así que me decidí a probar. Desde el primer momento que acudí a la clínica me sentí como en casa, el trato personalizado y la atención eran insuperables. Me comentaron que lo adecuado era la extracción y me explicaron las diferentes opciones que tenía para reemplazar los dos incisivos de leche que tenía. Finalmente opté por ponerme dos implantes y, sinceramente, es lo mejor que he podido hacer en mi vida. Tanto en la operación como en el postoperatorio sentí que estaba en manos de los mejores profesionales. Me llamaban para ver cómo me encontraba, me vieron todos los días que necesité y me atendieron las 24 horas del día. El resultado del tratamiento ha sido espectacular, ahora me relaciono con naturalidad y he recuperado mi sonrisa. Sinceramente acudir a la cínica me ha cambiado la vida, por eso quiero contaros mi experiencia y deciros que si tenéis algún problema no lo dejéis pasar y os rodeéis de profesionales como los que trabajan en Clínica Dental Navarro. Es un acierto seguro.